fbpx

Tratamiento de aguas

El agua es el recurso más valioso para garantizar la vida de todas las especies del planeta, incluyendo la especie humana que es la causante de la contaminación de este recurso.

Con solo el 30% de agua existente en la tierra para consumo, es necesario plantear nuevas formas de reutilizar este recurso de manera sostenible y es allí donde el tratamiento de aguas residuales cobra mayor importancia.

¿Qué es el agua residual?

Las aguas residuales son aguas con impurezas provenientes en su mayoría del uso humano y que tienen componentes químicos y biológicos.

Hay tres tipos conocidos de aguas residuales:

  • Industriales: son todas las aguas producto de la práctica industrial.
  • Domésticas: todas las aguas residuales producto de actividades domésticas. Estas contienen elementos biológicos y químicos resultantes de las labores de limpieza y aseo.
  • Urbanas: provienen de las ciudades y es una mezcla entre el uso del agua industrial y doméstico. Por lo general estas aguas corren por alcantarillados hacia plantas de tratamiento, aunque no todos los países tienen buenas prácticas de recuperación de este recurso y según la Unesco, el 80% de las aguas residuales retornan al ecosistema sin ser tratadas, lo que expone a un gran número de la población a consumir agua contaminada.

¿Por qué es importante tratar las aguas residuales?

El factor primario para hacer una correcta recuperación debe ser la escasez de este recurso, sin embargo, el Banco Mundial publicó un informe en 2020 sobre cómo las aguas residuales podrían ser una fuente de flujos económicos adicionales para las empresas y países que hagan un tratamiento adecuado de los desechos.

El informe Wastewater from waste to resource (Aguas residuales, de residuo a recurso) comprende una serie de ejemplos en los que se podrían reutilizar las aguas residuales previamente tratadas, en diferentes sectores como la industria y la agricultura.

Según este informe del agua residual se puede obtener recurso hídrico para:

– Fines industriales

– Riego agrícola

– Uso recreativo

– Recarga de acuíferos

– Agua potable

Además, los residuos sólidos se pueden usar como fertilizantes o recuperadores de áreas degradadas y de los subproductos como el biogas, se puede obtener energía y bonos de carbono.

¿Cómo tratar el agua residual?

El agua residual tiene unos procesos de tratamiento físicos, biológicos y químicos. En PQP profesional se ha trabajado bajo la bandera de la sostenibilidad innovando los procesos químicos de tratamiento de aguas, con productos de primera calidad.

Estos productos se dividen en 4 grupos de acuerdo con la etapa de recuperación del agua.

Este grupo incluye químicos que aglutinan los residuos sólidos del agua para clarificarla. Algunos de estos son:

  • Sulfato de aluminio
  • Silicato de sodio
  • Policloruro de aluminio
  • Alumbre amoniacal
  • Cloruro Férrico
  • Sulfato Ferroso
  • Poliaminas
  • aluminato de sodio
  • Ultrafloc 110

Los desinfectantes se usan para eliminar todas las bacterias, patógenos y microorganismos en general que estén presentes en el agua. En este proceso se utilizan los siguientes productos de PQP profesional:

 

  • Cloro líquido
  • Hipoclorito de sodio
  • Cloro granular
  • Cloro estabilizado
  • Peróxido de hidrógeno

El PH es la escala con la que se mide el grado de acidez o basicidad de los líquidos. Y es importante para mantener unas condiciones químicas y físicas óptimas para el uso posterior del agua. Los acondicionadores de PH disponibles en PQP son:

 

  • Acidificante industrial
  • Disminuidor de PH
  • Soda cáustica

Los medios filtrantes hacen parte de la última etapa del tratamiento de aguas, son los encargados de separar las partículas sólidas pasando el agua por un medio granular.

 

Los medios filtrantes más recomendados de PQP son:

 

  • Arena de filtros
  • Carbón activado

Visita PQP profesional y encuentra la asesoría que buscas para el tratamiento de aguas industriales o domésticas.

Conoce más de nosotros en www.pqpprofesional.com